post

Franco Barroso: «Creo que este último grupo que se armó fue el mejor de los tres»

El pivot está jugando su tercera temporada en Echagüe, tiene 25 años, mide 2,07 metros y es de Mar del Plata.

Si bien Franco nació en Mar del plata, por cuestiones de trabajo su familia se fue a vivir a Córdoba cuando tenía 15 años y ahí empezó a jugar al básquet en Asociación Deportiva Atenas, «el profesor de Educación Física del colegio al que iba me consiguió para que vaya a entrenar a Atenas con entrenadores amigos de él, me vieron que era alto y se preocuparon por que fuer a entrenar siempre, me buscaban de mi casa y del colegio».

Aunque el básquet es una disciplina que la mayoría empieza desde chico, el marplatense no tuvo problemas en aprender «iba a entrenar de mañana y de tarde, todos los días, también me cambié de colegio para que me dieran los horarios para ir a entrenar». Se incorporó tanto al deporte que incluso cuando su familia volvió a Mar del Plata el se quedó en Córdoba «cuando tenía 16 años me quedé viviendo solo en la pensión del club».

El pivot probó jugar otro deporte antes de que el básquet se convirtiera en su pasión «practiqué handball poco tiempo, fue a la par del colegio».

Antes de llegar a Echagüe, Frnaco pasó por otros clubes, «estuve en Atenas hasta los 18 o 19 años, de ahí me fui a Banda Norte de Río Cuarto a jugar TNA -Torneo Nacional de Ascenso-, estuve un año y después me fui a Formosa como juvenil de La Liga; luego pasé por Hindú de Resistencia, Chaco y finalmente llegué hasta acá».

«Después de tres temporadas el club ya es un lugar que al venir tan seguido ya es parte de tu casa», comentó. Paraná ya se convirtió en parte de su hogar «me gusta la tranquilidad con la que se vive acá más que nada, vivir cerca del club, ir caminando a todos lados, todo me queda cerca».

Antes de jugar en Echagüe, estuvo en Formosa y Chaco «ambas son ciudades tranquilas también, Formosa no me gustó mucho y Chaco es un poco más similar a Paraná, pero después de vivir en Córdoba y Mar del Plata, la verdad que si es un cambio».

En cuento a su familia contó «soy el mayor de tres hermanos, mi hermana tiene 21 y mi hermano 17, toda mi familia sigue en Mar del Plata». En septiembre de 2018 Franco fue papá «cuando nació Malena toda la familia vino a verla, de parte de ambos fueron abuelos por primera vez así que teníamos a toda la familia acá».

La pequeña Malena es una fiel fan de su papá, va a verlo todos los partidos, «la gorda es una genia porque se porta muy bien, es tranquila y lo bueno es que está con la madre todo el día, cuando yo estoy en casa estoy con ella todo el tiempo también, y bueno de noche, se duerme lo que se puede (se ríe), pero la verdad es que es muy buena la gorda», habla de su hija con una sonrisa en el rostro.

En tres años pasó por tres equipos diferentes en el mismo club «creo que este último grupo que se armó fue el mejor de los tres, el primero era complicado porque había muchos extranjeros, el año pasado también fue un lindo grupo, me sentí cómodo, pero con el grupo de esta temporada me siento más cómodo».

Compañero de Echagüe: nos llevamos muy bien todos, capaz que con Uyi -refiriéndose a Eugenio Zustovich- un poco mejor porque es con el que más tiempo nos vemos y como también es de Mar del Plata cuando estamos allá también nos vemos, con el siempre sale una juntada para tomar mate. Todos son los tíos postizos de Malena, van siempre a verla.

Idolo: la verdad que no soy de tener ídolos, si tengo referentes, me ha tocado entrenar con Oberto por ejemplo y la verdad que te das cuenta que los tipos llegaron hasta donde están por las cosas que hicieron en el día a día.

Grupos de wpp: no tengo muchos, el que más uso es de la familia para mandarles fotos todo el tiempo los abuelos que siempre piden, un día que no le mando ya piden mandame foto, mandame video. Pero después no tengo muchos, el de los jugadores que usamos para charlar día a día.

Emoji más usado: el dedito arriba.

Con quien jugarías un mano a mano: con Messi, le podría ganar en el metegol, y en el básquet le gano, olvidate.

Persona que te marcó en tu carrera: los entrenadores que me formaron en Atenas, ellos me enseñaron casi todo lo que se.

Mayor cambio en su carrera: me tocó esa etapa de transición de pasar de ser sub23 a mayor y tener que tomar otras responsabilidades, de tener que tomar en el equipo un lugar más importante porque ya se terminó esa etapa en la que sos sub23 y tenes lugar en todos los equipos con esa ficha.

Consejo a jugadores más chicos: les diría que se entrenen lo máximo, y que sepan que para ser jugadores de básquet hay que dejar de lado muchas cosas, pero el deporte también te da muchas cosas que no están en otro lado. Más que nada eso, que sepan que van a tener que dejar cosas de lado y que entrenen duro.